calculo-prestamo-personalSaber cuándo nos hace falta liquidez es muy fácil, tanto como mirar nuestras cuentas bancarias y tener muy claro los pagos a los que tendremos que hace frente en las siguientes semanas. Pero hacer un cálculo préstamo personal es algo más complicado, ya que entran en juego muchas más variantes que la simple necesidad de liquidez.

Hay que tener en cuenta que la cuantía final dependerá no solo del dinero que solicitemos, sino de los intereses que debamos pagar y de los plazos o el tiempo de amortización que acordemos con la empresa que nos conceda el préstamo. Estos factores pueden hacer que la cantidad a devolver varíe sensiblemente.

Para hacerse una idea, lo mejor es utilizar un simulador de préstamos personales. Hay muchos en Internet y, además, cada entidad bancaria y cada empresa de préstamos privados lo tienen, de modo que resulta muy fácil encontrarlos.

¿Cómo utilizarlos?

Su uso es sencillo, basta con introducir la cantidad que necesitamos, elegir el número de plazos en los que queremos pagarlo o el periodo de amortización y los intereses que establezca la entidad para el préstamo. Con un solo click sabremos a cuánto asciende la cantidad mensual que tendremos que devolver a la entidad que nos presta el dinero.

Saber este dato es importante para no endeudarse de nuevo y acabar teniendo mayores problemas que antes de solicitar el préstamo. No es lo mismo devolver 100 que 120. A veces la diferencia no es muy alta, pero si no se tiene en cuenta podemos tener, de nuevo, problemas de liquidez.

Con un simulador podremos jugar con los plazos hasta conseguir un periodo de amortización en el que la cuota mensual a pagar, sea la que realmente podamos afrontar. Esa es una de las grandes utilidades de este tipo de herramientas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.