Algunos consejos para realizar una instalación de fontanería.

La fontanería es de los primeros sectores que trabajan directamente sobre la obra, es incluso mejor que entre antes que el electricista, ya que es más fácil que el electricista cambie el sitio de sus tubos que el fontanero que no suele tener mucho margen de maniobra.

Dependiendo del tipo de suelo, el fontanero puede picar un poco el suelo para bajar la altura del futuro suelo. Hay que definirle muy bien la situación de la caldera, lavabos, fregaderos, lavadora y lavavajillas.

La colocación del retrete puede traer problemas, y lo ideal es lo más cerca posible de la salida de aguas fecales. Si el retrete está lejos de la salida de fecales, más de 4 o 5 metros, puede traer problemas de atascos futuros.

La opción de colocar trituradoras y bombas puede dar problemas de atascos en un futuro y también hay que pensar en que se puede ir la luz o tener problemas eléctricos en casa.

Ante la duda recuerda siempre preguntar a un profesional.